La ingeniería genética en animales

La manipulación genética en los animales persigue múltiples objetivos: aumentar el rendimiento del ganado, producir animales con enfermedades humanas para la investigación, elaborar fármacos, etc.
Se está investigando la creación de nuevas razas de animales mediante técnicas de manipulación genética. Los primeros pasos se han dado obteniendo animales clónicos, como la oveja Dolly (1997). Estas nuevas razas pueden ser más resistentes y rentables.
En la actualidad, ya se emplean ratones transgénicos en los laboratorios de investigación. Algunos de ellos llevan genes humanos que provocan cáncer: así se puede estudiar cuándo y cómo se activan estos genes y cómo producen la enfermedad.
Por otra parte, se están empleando algunos animales transgénicos para producir medicamentos. Un ejemplo es la introducción del gen que produce el factor antihemofílico en vacas y cabras: se logra así que dicho factor esté en su leche, de forma que es más barato de producir que por otros métodos.
Además de estas técnicas de ingeniería genética, la biotecnología ha posibilitado lograr otros objetivos sin manipular el genoma de los individuos. Por ejemplo, se estudia intervenir en la reproducción de especies en peligro que se mantienen en cautividad mediante fecundación artificial y congelación de embriones. En este caso es especialmente importante no intervenir en el genoma de estos animales, de manera que conserven en acervo genético sin modificaciones.
        

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Búsqueda personalizada